domingo, febrero 25, 2024

Estafaron con el alquiler de una casa quinta a una familia uruguayense 

Las víctimas entregaron $25.000 de seña pero luego la supuesta propietaria eliminó las redes sociales y no les brindó más información. Fueron hasta la casa quinta y los vecinos les indicaron que la dueña era otra mujer. La legítima propietaria indicó que una persona se hace pasar por ella y realiza estafas a menudo.

En comunicación con La Pirámide, una familia de Concepción del Uruguay relató cómo fue víctima de una estafa al intentar alquilar una casa quinta en el ingreso a la ciudad.

Según indicaron, «el lunes 22 de enero encontramos en Facebook la casa quinta «Tío Guille». Nos contactamos por mensaje para consultar si había disponibilidad el domingo 11 de febrero y nos respondieron que sí».

Y agregaron: «Nos pasaron un número de WhatsApp y nos dijeron que cobraban $50.000 el día, que incluía Wifi, ropa de cama, aire acondicionado, parrilla, pileta y garage».

De este modo, la supuesta propietaria del lugar «pidió señarlo para reservar la fecha y no perderla». La familia entregó $25.000 y señaló que más cerca de la fecha de alquiler se comunicarían para acordar la entrega de la llave y abonar el faltante.

Sin embargo, comenzó la estafa. «El 8 de febrero a las 17:20 les escribimos por WhatsApp y no tuvimos respuesta. El 9 de febrero volvimos a intentar y tampoco pudimos contactarla. Decidimos llamar y nos indicaba que ese número no puede recibir llamadas», relataron.

Así, algunos indicios señalaban que podría tratarse de una estafa: «Revisamos en Facebook e Instagram, para ver si nos podíamos comunicar, pero habían eliminado las cuentas de ambas redes sociales», destacaron.

«En Google aparecía y desaparecía la casa quinta, nos llamó la atención y decidimos consultar con conocidos para ver si alguien sabía sobre el lugar y si conocían a la gente que supuestamente nos estaba alquilando», expresó la familia.

La mentira de la estafadora se hizo cada vez más grande. La familia fue hasta la casa quinta para comprobar que existía, «pero no había nadie», descubrieron. Sin darse por vencidos, dialogaron con vecinos de la zona y descubrieron que la mujer que escribía en WhatsApp no era la dueña del lugar.

La familia continuó con su iniciativa de dar con la mujer para que les devolviera el dinero de la seña. Sin embargo, «el 9 de febrero a las 13:30 encontramos el número de teléfono de la verdadera dueña, le comentamos lo sucedido y nos dijo que hace más de un mes una señora se hace pasar por ella y estafa a la gente», evidenciaron.

Por último, la legítima dueña les solicitó que radicaran la denuncia correspondiente y compartieran en redes sociales lo sucedido, «ya que recibe llamadas todos los días por el mismo motivo».

Instan a prestar atención a este tipo de publicaciones, ya que existen personas que realizan usurpación de perfiles en redes sociales y utilizan imágenes de propiedades ajenas para estafar.

Facebook Comments Box

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. La Pirámide se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Más Leídas

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

La Ciudad