domingo, mayo 19, 2024

Economía del conocimiento: los beneficios para exportar por US$ 10.000 millones

Darán libre disponibilidad del 20 % de las divisas que ingresan al país por proyectos de inversión dirigidos a exportaciones, así como del 30 % de las divisas fruto del incremento de las ventas al exterior. Cambios en el bono fiscal.

El ministro de Economía, Sergio Massa, anunció el nuevo régimen de Fomento a las Inversiones y a las Exportaciones de la Economía del Conocimiento cuyos beneficios para las empresas del sector permitirán alcanzar en 2023, unos 10.000 millones de dólares en ingresos de divisas, por ventas de servicios al exterior, que lo consolidarían como el tercer complejo exportador de la Argentina.

El nuevo régimen, en primera instancia, exceptuará a las empresas del sector que realicen inversiones superiores a US$ 3 millones de la obligación de liquidar un monto equivalente al 20% en el Mercado Único Libre de Cambios, cuando se trate de la radicación de nuevos negocios o emprendimientos.

La misma norma también prevé que el 30% del incremental de exportaciones pueda destinarse al pago de salarios en relación de dependencia, con el incentivo de que ambos beneficios serán acumulables.

Esto se suma a que las empresas que no hayan utilizado el bono de crédito fiscal -que se incrementó un 200% en el Presupuesto 2023- puedan transferirlo a otras firmas por única vez, de modo que pueda usarse todo el presupuesto asignado a la mejora en la competitividad de las empresas.

Durante la presentación, Massa identificó a la Economía del Conocimiento como «el complejo exportador más importante en términos de peso relativo en la balanza comercial», por lo que las medidas anunciadas contribuirán a que «el sector exporte US$ 10.000 millones en 2023 y lograr que miles de argentinos se incorporen al mercado de trabajo a partir de estas iniciativas».

«Aspiramos a ser los primeros exportadores de conocimiento de la región», aseguró Massa, a la vez que señaló el objetivo de «multiplicar por tres a las compañías que acceden a beneficios fiscales» y que con el incremental de divisas las empresas puedan pagar mejores salarios que incentive la radicación de trabajadores que puedan desempeñarse en el sector para «que nuestros jóvenes puedan aportar el capital humano transformado en dólares para la Argentina».

«Tenemos la enorme oportunidad de salir de la recurrente discusión por la estrechez de dólares», afirmó el ministro, aunque pidió no tratar este tema como «una discusión sobre las reservas», sino como una oportunidad para «consolidar a la economía del conocimiento como el tercer complejo exportador de la Argentina» y que impulse la transformación de la marca país.
Beneficios
El régimen comprende tres puntos: fomento a la exportación, a la inversión y beneficios fiscales. En palabras de Sujarchuk, el Gobierno habilitará a través del DNU a que las empresas del sector que realicen inversiones superiores a los 3 millones de dólares estén exceptuadas de liquidar el 20 por ciento de las divisas en el mercado de cambios, siempre y cuando dicha inversión esté destinada a la generación de nuevos negocios o radicación de nuevas empresas. «Es para no desaprovechar la oportunidad; la coyuntura, el huso horario, la crisis en Europa. Esta es la oportunidad para que los negocios globales vengan a Argentina», aseguró.

Las empresas pueden adherir al nuevo Régimen hasta el 30 de junio de 2023 y cuentan con 24 meses para llevar a cabo las inversiones desde la aprobación del proyecto, prorrogables hasta por otros 2 años. Dicho beneficio puede ser aplicado al pago de capital e intereses de pasivos comerciales o financieros con el exterior; el pago de utilidades y dividendos que correspondan a balances cerrados y auditados; a la repatriación de divisas de no residentes, o a las inversiones alcanzadas por el Régimen.

El segundo beneficio está dirigido a empresas inscriptas y aprobadas en el Régimen de Promoción de Economía del Conocimiento (RPEC), para que puedan acceder a un monto de libre disponibilidad de dólares, equivalente al 30 por ciento de las divisas que ingresan por las exportaciones netas incrementales realizadas, para ser aplicadas al pago de las remuneraciones de personal en relación de dependencia.

De esta manera, se suma a los estímulos fiscales que ofrece la Ley de Economía del Conocimiento para las empresas inscriptas en el Régimen, que ya son más de 540 –de las que 327 son exportadoras–, las cuales acceden a un bono de crédito fiscal correspondiente al 70 por ciento de la reducción de las contribuciones patronales del personal dedicado a dichas actividades; y una reducción de impuesto a las ganancias de 60 por ciento, 40 por ciento y 20 por ciento, según el tamaño de la empresa.

El Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), también flexibiliza el uso del bono de crédito fiscal para las cargas patronales de las empresas inscriptas en el RPEC, cuyas exportaciones representen al menos el 70 por ciento de su facturación anual, para que puedan transferirlo por única vez, con lo que se genera un mayor incentivo para el crecimiento de las firmas que prestan servicios al exterior. Este punto responde a un pedido directo de las empresas, «para que puedan tradear el bono, como dicen ustedes», ironizó Massa. Sujarchuk resaltó la importancia de que «este beneficio que ha dado el Estado a través del Congreso lo puedan utilizar todas las empresas». El Once

Facebook Comments Box

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. La Pirámide se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Más Leídas

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
spot_img
spot_img

La Ciudad