domingo, junio 4, 2023

Condenado por abuso sexual: 11 de sus 25 hijos con la hijastra y otros detalles

El acusado se había escondido un tiempo en Zárate, a donde se había ido a vivir con una de sus hijas, que también lo denunció. El juicio se hizo en Gualeguaychú y fue condenado a 19 años de prisión de cumplimiento efectivo.

La mujer se acercó primero a la comisaría. Luego a la Fiscalía de Gualeguyachú. Quería denunciar a su ex marido, y padre de 14 de sus hijos, por «amenazas en contexto de violencia de género». Fue en agosto de 2021.

El hombre, al que se identificará como «P» (para proteger la identidad de sus víctimas), de 62 años, había sido denunciado meses antes por la que fue su última mujer, con quien tuvo 11 hijos más.

Esa mujer había sido su hijastra: era la hija de su ex pareja. «P» fue citado a declarar por las dos denuncias, en condición de acusado. Como no se presentó, la Justicia ordenó un pedido de captura por «rebeldía».

Los policías de Gualeguaychú lo encontraron tres meses después, el 2 de noviembre de 2021. Pero al ingresarlo a una celda de una comisaría de Zárate, localidad en la que se escondía, los investigadores se llevaron una sorpresa: una de sus hijas, de 22 años y con quien vivía, lo denunció por «abuso sexual con acceso carnal reiterado agravado».

A fines de septiembre, un jurado popular entrerriano integrado por doce vecinos lo declaró culpable. El juicio tuvo tres audiencias. Y este miércoles fue condenado a 19 años de prisión de cumplimiento efectivo, como autor penalmente responsable de los delitos de «amenazas simples reiteradas (dos hechos), abuso sexual con acceso carnal reiterado agravado (por ser progenitor de la víctima) y privación ilegal de la libertad agravada.

«Más que por las dos denuncias de amenazas, lo buscábamos por la denuncia de paradero de la hija», cuenta un investigador. Es que cuando los policías allanaron la vivienda de «P», en la zona del barrio Munilla, su familia denunció que se había ido con una de sus hijas, a la cual no tenían forma de contactarla.

Los primeros allanamientos fueron en La Plata y en Gualeguaychú, pero con resultado negativo. «P» había abandonado su trabajo de sereno de un predio municipal y las changas de albañilería.

Lo localizaron en Zárate para fines de octubre, gracias a una señal emitida por uno de sus teléfonos celulares. No contaba con antecedentes penales. Solo tenía algunas causas por conflictos vecinales, pero sin condenas.

Con el dato, los policías comenzaron la búsqueda en la localidad del norte del Gran Buenos Aires. Rápidamente dieron con la persona que le había alquilado la casa en la que «P» vivía junto a su hija. Se mantenía con el trabajo que hacía en un club de barrio, de la zona. Era el encargado del mantenimiento. Como se trataba de un empleo no registrado, sus jefes no se enteraron de la orden de captura.

«Estamos hablando de una persona muy vulnerable», cuenta una fuente de la investigación, refiriéndose a la hija de «P». «No tenía celular ni dinero para volver a su ciudad. Recién se relajó cuando llegamos y metimos a su papá en el calabozo», agrega.

La denunciante declaró en la Comisaría de la Mujer de Zárate. Aseguró haber sido víctima de abuso desde sus 17 años. No solo de su padre; también acusó a uno de sus hermanos, un año mayor que ella.

Este último, hoy de 23 años, también fue declarado culpable en el mismo juicio por jurados, aunque recibirá una pena menor, por haber cometido el delito siendo menor de 18 años. La pena será tramitada por un juez de menores.

Según la denuncia de su hermana, abusó de ella entre los 12 y 16 años de. «La mujer no se lo había contado ni a su familia. No había podido por miedo. La detención de su papá le generó ánimo para hacerlo», confía un investigador.

Una hermana de la mujer, e hija de «P», se acercó a la comisaría de la mujer de Zárate. Vivía en esa localidad, pero no sabía nada del paradero de su padre. Ella también lo denunció por el «abuso», , publica Clarín.

Las audiencias se desarrollaron en el Salón de la Caja de Jubilaciones Municipal. El juez que dirigió el proceso judicial fue Mauricio Derudi, del Tribunal de Juicio y Apelaciones. Y la Fiscalía estuvo representada por Lisandro Beherán.

«P» se encuentra detenido en la Jefatura Departamental de Gualeguaychú. Ahora, ya condenado, será trasladado a la Unidad penal 2 de esa ciudad. Fuente: Clarín

Facebook Comments Box

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. La Pirámide se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Más Leídas

spot_img
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

La Ciudad