domingo, junio 26, 2022

Cómo son los aviones de combate que el Gobierno testeó y negocia comprarle a China

Son cinco los modelos de aviones que el Ministerio de Defensa estudia en una posible compra para la desnutrida Fuerza Aérea: el Kfir israelí, el F-16 de Estados Unidos, el MiG-35 de Rusia, el Tejas de la India y el JF-17 Thunder una sociedad chino paquistaní.

Dos opciones parecieran ser las favoritas confiesan las fuerzas consultadas: el avión estadounidense y el pakistaní cuyo origen en realidad es chino.

Pero la potencia, la habilidad vendedora y la capacidad de presión de Beijing no da respiro. Tampoco es la única oferta si se entiende por ello su oferta de vehículos para el Ejército, el entrenamiento en escuela chinas para militares y la batería de obras en infraestructura que planean en el marco de la iniciativa Una Franja una Ruta (la llamada Ruta de la Seda) a la que adhirió Fernández en febrero.

En tren de cumplir cada uno de los compromisos acordados con Alberto Fernández y sus respectivas carteras, una misión de pilotos y cuadros técnicos de la Fuerza Aérea Argentina viajó a China hace unos días y escoltada por el embajador Sabino Vaca Narvaja volaron a modo de prueba los JF-17, aviones de combate modernos y ligeros con capacidad supersónica.

La comitiva, indica la información suministrada por la embajada argentina en Beijing, visitó las instalaciones de la China National Aero-Technology Import & Export Corporation ( CATIC), que se levanta en la ciudad de Chengdu.

Allí realizaron distintas pruebas como el uso de simuladores, prácticas de cabina y pruebas de vuelo de estos caza de combate modernos y ligeros.

Como publicó Clarín sobre fines del año pasado el gasto de los aviones ya está contemplado en el presupuesto de Defensa, donde se hablaba de un favoritismo politico de estas aeronaves aunque en el equipo del comandante Xavier Isaac afirman que elegirán el “mejor por capacidad y precio”. También han deslizado que están acostumbrados a las aeronaves estadounidenses.

Al mismo tiempo señalan que los JF-17 Thunder son “buenas aeronaves”. El plan de defensa es comprar 12 cazas JF-17 Thunder Block III lo que implicaría una deuda de 664 millones de dólares.

El J17 Thunder debe enmararse en un largo proceso de transformación de la industria, que hasta puede remontarse a los años ochenta, cuando el gobierno de Ronald Reagan buscó entenderse con la República Popular China para contener a la ex Unión Soviética.

Ello derivó en un hecho inédito: transferencia de tecnología entre Washington y Beijing y en el futuro los primeros acuerdos para que China fabricara aviones en Pakistán.

La aeronave es un desarrollo en conjunto de la empresa china «Chengdu Aircraft Industry Corporation»y la pakistaní «Pakistán Aeronautical Comple»en un 50 por ciento al costo para cada país.

Su desarrollo comenzó en 1999, se llama en el mercado chino Chengdu FC-1 Xiaolong Voceros de la Fuerza Aérea dijeron no tener información técnica de este equipo.

Pero fuentes consultadas por Clarín en Zona Militar, un equipo de especialistas del sector que tiene sitio en Internet de nombre similar contaron detalles del avión chino que podría reemplazar a los ya desechados Mirage III/Finger.

La fuerza aérea paquistaní buscaba el reemplazo de sus Mirage III/Mirage V y los Chengdu F-7. El primer vuelo del JF-17 Thunder tuvo lugar en 2003 y su producción empezó en 2007.

Al presente, Pakistán opera un número aproximado de 100 unidades de los Bloques I y II, mientras continúan el desarrollo de Bloque III.

Según los datos técnicos de Zona Militar el JF-17 utiliza un único motor RD-93MA, y tiene una velocidad máxima de 1.960 Kilómetros por hora con un rango en combate de 1.352 kilómetros.

El JF-17 tiene una capacidad de carga externa de 3.629 kilos. Es poca si se la compara con los 6.500 kilos del MIG 35 que ofrecían los rusos hasta antes de la guerra en Ucrania.

“Esta diferencia se manifiesta en la cantidad de puntos de anclaje para llevar la correspondiente combinación de bombas, misiles y tanques de combustible externo. El producto ofrecido por la Federación Rusa posee 9 puntos de anclaje (8 pilones subalares y 1 pilón central), mientras que el Thunder presenta 7 (4 debajo del ala, 2 en la punta de cada ala, más 1 bajo el fuselaje)”.

Para los pilotos el avión chino posee un sistemas HOTAS (siglas de manos en mando de potencia y palanca de control) y visores montados en el casco.

Puede rastrear blancos aéreos, terrestre y navales.  Su capacidad de combate le permite rastrear hasta un total de 40 blancos.

Pero con las nuevas variantes del JF-17, dice Zona Militar, se introdujeron nuevas versiones del KLJ-7, V2 para el Bloque II, que tiene un mayor alcance de rastreo. El Bloque III modernizará este último.

El JF-17 tiene armamento aire-aire, aire-superficie y aire-tierra, gracias a sus 7 puntos de anclaje. Posee un misil AIM-9L / Sidewinder, su arma principal para intercepción y cobertura. Su capacidad de disparo BVR es por medio de misiles PL-12 y PL-15.

Tiene armamento secundario: dos configuraciones de cañón el GSh-23-2 de 23mm o el GSh-30-2 de 30mm.

Entonces puede atacar atacar blancos terrestres y de superficies, amplias opciones como bombas no guiadas de propósito general y guiadas por láser así como misiles aire-superficie.

El JF-17 adquirió recién con su última versión la capacidad de ser reabastecido en vuelo. Su cabina tiene asientos eyectables de la firma Martin Baker. Fuente; Clarín

Facebook Comments Box

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. La Pirámide se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Más Leídas

spot_img
spot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_img
spot_img

La Ciudad