lunes, mayo 27, 2024

Carta abierta de un socio del Tiro Federal de Concepción del Uruguay

Andrés Valenzuela, tirador deportivo, y socio del Tiro Federal. "Nuestro club en los últimos años ha sufrido una serie de clausuras por supuestos disparos salidos del polígono, y que habrían impactado en casas del Country Doble S".

«Según recuerdo, mientras yo formaba parte de la comisión directiva anterior, se registraron dos sucesos, que provocaron una clausura que se superpuso en parte con la suspensión de todos los clubes por la pandemia de Covid. Por ello en ese momento se comenzó la ampliación de un parabalas conformado por cinco columnas de hormigón, que luego quedó inconcluso fruto del cambio de comisión. Legalmente, en estos dos hechos, no se pudo demostrar que las balas salieran del tiro, por lo que el tiro fue habilitado nuevamente, previa inspección del ANMaC, que es la repartición de orden Nacional que habilita los polígonos (Ex RENAR).

Esa comisión que integré, comenzó a plantear la idea de vender parte de las tierras del tiro, para, o mejorar notoriamente la seguridad, o mudar las actividades relacionadas a armas de fuego, a otro lugar a definir. Esto fue rechazado por un grupo de socios, que a la larga formó la comisión actual.

Durante el mandato de la actual comisión se repitió por dos veces al menos, la denuncia de
fuga de disparos, en uno de los casos, la justicia perició las armas usadas en esa fecha determinando que dos municiones habían sido disparadas por armas en uso en el polígono, lo que causó una nueva clausura, que se mantiene al día de la fecha. Esto motivó que la actual comisión también proponga como solución la venta de parte de las tierras del club, solo que cuatro años después de que nosotros lo comenzáramos a mencionar como solución.

Todo ese tiempo de clausura, causó una gran ida de socios, que pasó de unos 250 a menos de 100 hoy. Según supongo, ya que la comisión directiva no informa el padrón de socios activos de manera fehaciente.

Toda esta introducción no es más que un relato cronológico de los hechos, ahora, ésta
gravísima situación creo que merece que la dirigencia del club tome urgentes medidas, sobre todo, que comience a discutir en asamblea con los socios, cuál será el futuro del club. Y requiere además la participación y compromiso de los socios para opinar y decidir qué hacer.

La comisión de la que participé, proponía invitar a todo socio que lo quisiera, a presentar
propuestas firmes ya sea de inversionistas o desarrolladores de proyectos que fueran beneficiosos para las dos partes, el club y el inversor.

Siendo la propuesta específica de esa vieja directiva, plantear un enroque, no una venta en sí, en la que el inversor entrega al club una propiedad seguramente más alejada de la ciudad, con una construcción apta para desarrollar la actividad, contra la entrega de parte del predio del tiro, pero todo a discutir por parte de los socios.

Todo esto hace cuatro años, cuatro años perdidos.

En la última reunión a fines de 2022, la comisión actual se negó a avanzar en el estudio de esos proyectos alternativos, fuera el que fuera, a contactar inversores, argumentando que hoy se encuentra abocada a que se declare nula por parte de la justicia, la pericia que se mencionó antes.

Acá hay una cuestión de convicciones, todos los socios querríamos conservar intacto el terreno del tiro. Pero también tengo la convicción de que en el actual polígono no se podrá volver a tirar, o si se lo logra habilitar, los sucesos ocurrirán nuevamente, o al menos las denuncias y clausuras.

No discuto si los disparos salieron o no del tiro, la Justicia dice que en al menos en un caso sí. Argumento que aún habilitados como lo estamos por ANMaC, estamos clausurados por la Justicia, y no podemos practicar nuestra actividad. Y tengo temor de que aun invirtiendo en mejoras en el actual polígono, pudiéramos se clausurados nuevamente, por denuncias fundadas o no….

Por eso respetuosamente, llamo a la reflexión a la Comisión Directiva pero sobre todo, a los
socios a participar y aportar opiniones e ideas.

No quiero ser alarmista, pero nuestro club, el más antiguo de la ciudad, se mudó a lo largo de la historia tres veces, sin que ello fuera traumático, primero desde la zona del puerto, después al actual Colegio Belgrano, del cual conserva la propiedad, y luego vendiendo parte de esa sede, se compraron las actuales tierras en el acceso a la ciudad. Me pregunto qué pasará si se sigue con esta falta de actividad que nuclea a los socios….Si bien no es lo que queremos, es tan traumático desarrollar la actividad dos o tres kilómetros más lejos?».

Facebook Comments Box

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. La Pirámide se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Más Leídas

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
spot_img
spot_img

La Ciudad