martes, noviembre 29, 2022

River se lució ante Newell’s y lo goleó por 4 a 1 en el Monumental

El equipo de Gallardo goleó por 4-1 en el Monumental al elenco rosarino. Los tantos los hicieron Pablo Solari (2), Matías Suárez y Javier Pinola. Descontó Pablo Pérez. El Millonario quedó cuarto, a siete puntos del líder Atlético Tucumán.

River Plate goleó esta noche de local a Newell’s Old Boys por 4 a 1, en el marco de la 13ra fecha de la Liga Profesional de Fútbol, y se sumó al lote de equipos que marchan en el cuarto puesto, todos expectantes y a siete puntos del líder, Atlético Tucumán.

Pablo Solari, la figura, abrió y amplió la cuenta con sus primeros dos goles en River y completaron Javier Pinola y Matías Suárez. Pablo Pérez había anotado el descuento para el conjunto rosarino. El partido se jugó en el estadio Monumental ante una multitud y contó con el arbitraje de Fernando Echenique.

El equipo de Núñez alcanzó las 21 unidades y comparte el cuarto puesto con Patronato de Paraná, Godoy Cruz de Mendoza, Platense y Unión de Santa Fe, que tiene dos encuentros menos. Arriba están Atlético Tucumán (28), Gimnasia y Esgrima La Plata (24, el único que todavía debe jugar en esta fecha, mañana de visitante con Vélez Sarsfield) y Huracán (23).
River tuvo el control de la pelota y el dominio territorial desde el inicio del partido, pero hasta que alcanzó la apertura del marcador volvió a ser el equipo confundido de los últimos tiempos: sin sorpresa, sin triangulaciones, sin la profundidad de los desbordes.

Ante un Newell’s dedicado casi exclusivamente a defenderse (y aun así desnudando algunas falencias en el funcionamiento del local), el equipo de Marcelo Gallardo apenas generó dos aproximaciones de cierto riesgo: la primera con un zurdazo de Solari desde adentro del área que se fue desviado (había recibido de Quintero, que entraba solo por el otro sector); y un centro envenenado de De la Cruz que Beltrán no alcanzó a conectar.

La buena noticia volvió a ser el nivel de Mammana, que resolvió con una enorme intervención ante la única chance de los rosarinos, un disparo de Balzi tras robarle a Quintero en la salida.

Pero River, en la escasez o en la búsqueda de reencontrar su camino, aprendió a vivir de ráfagas. Y en una ráfaga empezó a resolver el encuentro con los primeros dos goles de Solari desde que llegó al club, en ambos tras habilitaciones de Palavecino.

El primero fue a los 29m, con un remate que se desvió en Vangioni y descolocó a Morales; y el segundo cuatro minutos más tarde, a los 33m, con un lindo tiro cruzado de derecha a izquierda. Una diferencia exagerada, sostenida en el oportunismo, la contundencia y, también, en algunas apariciones de «Juanfer» y su talento.

Newell’s, cuya gran inicio de torneo es apenas un recuerdo, se quedó sin respuestas y sin Vangioni, que se lesionó antes del descanso, pidió el cambio y se fue llorando, aunque con el consuelo de una ovación enorme por su pasado en el «Millonario».

Facebook Comments Box

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. La Pirámide se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Más Leídas

spot_img
spot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_img
spot_img

La Ciudad