martes, noviembre 29, 2022

Marcharon por salarios y asistencia alimentaria

Militantes del Polo Obrero de Entre Ríos junto a trabajadores, desocupados y jubilados de Concepción del Uruguay se congregaron ayer por la mañana en la plaza General Francisco Ramírez para manifestar su adhesión a la jornada nacional de protesta contra el hambre y la pobreza, convocada por la Unidad Piquetera.

La columna también sumó la presencia de los docentes nucleados en la agrupación Carlos Fuentealba, minoría en la comisión directiva de la Seccional local de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) en el marco del paro dispuesto por la Central de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera), su entidad madre.
Tras la concentración frente a la pirámide se dio paso a la movilización en torno al principal paseo público para detenerse los manifestantes frente a la Municipalidad de Concepción del Uruguay, donde se efectuó el acto central, que tuvo como oradores a los dirigentes Pablo Pivas y Fernando Arregui, seguido a una olla popular.
En la manifestación estuvo presente el reclamo por “el aumento del salario mínimo a un monto de 105 mil pesos, el incremento de la asistencia alimentaria y la reapertura de los programas sociales para dar respuesta a las necesidades de la clase socialmente más golpeada”, se expuso desde el Polo Obrero. Y por “una mejora salarial, la reapertura de la paritaria, el rechazo a la criminalización de la protesta social, el desprocesamiento de los presos por luchar, la unidad de trabajadores ocupados y desocupados, la demanda por un paro de las centrales obreras y plan de lucha”, en el caso de los trababajadores de la educación.

 

“Por los más afectados”
Al respecto, se expresó que “Sergio Massa, al igual que Martín Guzmán y Silvina Batakis, solo le habla a los bancos, a los empresarios y a los mercados. Pasada una semana de la asunción de Massa como ‘súper ministro’, -que sólo tiene súper poderes para aplicar una política de ajuste no ha anunciado una sola medida para aquellos que somos los mas afectados por el ajuste. Hasta los movimientos oficialistas se horrorizan con el aumento de la pobreza y de la miseria. Pero no hacen nada. Una ‘procesión’ religiosa les bastó para no responder a los compañeros que integran esas organizaciones y que se hunden en la indigencia.
“El ajuste llega a la comida que no viene a los comedores populares, a las y los desocupados y ni siquiera tienen un programa social que los ayude a poner un plato de comida en la mesa. El ajuste golpea, vía inflación, a todos los trabajadores y, especialmente, a los jubilados y los desocupados por lo que sigue siendo imprescindible un paro nacional y un plan de lucha para aplastar el ajuste”, se indicó.
“Además, toda la solidaridad con los y las docentes de todo el país que realizarán un paro contra la criminalización de la protesta que se lleva adelante por apertura de paritarias. Por eso empujamos nuestro reclamos mediante esta acción de lucha porque no aceptamos que la crisis la paguemos los trabajadores”, admitieron.

La manifestación concluyó con una olla popular.
Nuevas acciones
Desde la organización se anticipó que se generarán nuevas movilizaciones: el 17, a la Plaza de Mayo; y el 18, al Consejo del Salario, ya que “no se tolerará más ser la variable de ajuste”

Facebook Comments Box

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. La Pirámide se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Más Leídas

spot_img
spot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_img
spot_img

La Ciudad