jueves, agosto 11, 2022

De un vecino, a todos los uruguayenses

Por “Gusi” Haddad

Con tristeza vemos otra pérdida importante para nuestra ciudad, que va deteriorando cada vez más el recuerdo que tuvimos de lo que fue un puerto productivo, lugar de empleo continuo, punto central de comercio y transporte nacional y global que marcaba el progreso pujante que supimos tener.

Todo esto se simboliza hoy en el estado del dique seco, deteriorado y estancado durante años producto del desinterés por recuperar nuestro patrimonio, identidad e historia.

Siempre estuvo ahí, delante de nuestras narices, perdiendo vigencia mientras andábamos en nuestro día a día. Y sabemos, sin embargo, aunque hagamos “la vista gorda”, el abandono de lo propio: en cada barco varado que no sale a prestar servicios, en cada galpón abandonado y en la situación de dragado del Río. Ya lo habíamos planteado en el 2019, luego de varias conversaciones con trabajadores de la zona, la necesidad de potenciar y recuperar el centro portuario; una puesta en valor que potencia el empleo privado y la actividad comerciante, de emprendedores y empresas que necesitan de un Estado Municipal presente para garantizar un próspero desarrollo de aquellos que apuestan a nuestra ciudad.

Las autoridades locales no defendieron un pedacito nuestro -y con esto no me refiero al hecho de dejarlo ir simplemente-; se trata de pensar, innovar y arriesgar en lo que vale, “darle vida”  y hacerlo eficiente para el conjunto de la comunidad. No nos alcanza con tenerlo puramente por capricho. Conozco en primera persona la propuesta de la Empresa Naviera Sur Petrolera, iniciativa privada argentina, con interés de sentar base en el Puerto Viejo de Concepción del Uruguay, a través de una concesión onerosa y con la condición de invertir en la reparación y puesta en funcionamiento del Ministerio en general y del Dique Seco en particular (el problema principal radicaba en un lateral del mismo).

Lastimosamente se lo llevan, para repararlo y sacarle provecho por sus utilidades en la reparación de barcas (y agradezco eso), sin embargo ese beneficio no tiene asiento en La Histórica.

Es necesario recuperar el Río, fuente de turismo, de transporte y de comercio. Es necesario defender nuestra identidad y fuente de progreso, que estuvo y sigue estando a nuestro alcance, perdiendo potencialidad todos los días. Hace falta originalidad pero más hacen falta ganas para hacer y así transformar, lo que es de todos para beneficios de todos.

Facebook Comments Box

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. La Pirámide se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Más Leídas

spot_img
spot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_img
spot_img

La Ciudad