fbpx
domingo, julio 14, 2024

Arturo Frondizi, el oportuno catalizador

Arturo Frondizi, el oportuno catalizador a 114 años de su nacimiento. Fue un abogado, periodista, docente y político argentino, que fue elegido presidente de Argentina y gobernó entre el 1 de mayo de 1958 al 29 de marzo de 1962, cuando fue derrocado por un golpe de Estado militar.

Por Ignacio Katz

Y encausar mi reflexión sobre la memoria como «materia prima», la que demanda romper el silencio y abordar con profundidad la consistencia de la misma.

Es decir, no se trata sólo de una transmisión intergeneracional, sino que ésta actúe como «motor del pensamiento» para comprender a partir de las consecuencias fácticas, (y sus valores ideológicos) la génesis del actual desgarramiento social, hoy inocultable a ojos vistas. Como claro ejemplo de esto, quisiera rescatar dos juicios claves que expresara el Doctor Arturo Frondizi.

El primero, el enunciado en una carta dirigida a Robert Kennedy: «Somos un territorio con vocación de nación».

Es decir, en ella marca un estadio y un objetivo que se correlaciona con la segunda frase en la que expresa: «en un país subdesarrollado, no es con espontaneidad, sino con planificación de políticas activas, que se avanza en el desarrollo social».

En este caso nos señala el camino para alcanzar dicho objetivo.

Bien viene recordar lo formulado por José Babini cuando decía «la planificación requiere saber».

Estoy citando a José Babini en su libro «La ciencia en la Argentina» donde destaca las creaciones de Urquiza en Entre Ríos, en especial en años anteriores a Caseros, en los cuales la más impresionante fue la creación del Colegio de Concepción del Uruguay en el año 1849, dando nacimiento más tarde al llamado Histórico Colegio del Uruguay.

Volviendo a Arturo Frondizi, cuando caracteriza a «la política como el arte de actuar para modificar la realidad social a la luz del conocimiento obtenido por la investigación científica, y en función del interés de determinados grupos sociales».

Al respecto, quisiera enfatizar lo llevado a cabo por Arturo Frondizi en forma conjunta con su Ministro, Héctor Noblía, al crear en 1959 la Escuela Nacional de Salud Pública, y en 1960 el Bachillerato Sanitario, con la finalidad de formar paramédicos en distintas ramas de la clínica médica. Y también, en ese mismo año, apela a la implementación del Sistema de Residencias Médicas Hospitalarias, para el perfeccionamiento profesional de graduados en medicina y su capacitación en servicios asistenciales, dando lugar a una práctica integral científica, técnica y social.

Quisiera destacar la preocupación del Doctor Noblía por la medicina preventiva, llevando a cabo Programas de exámenes de salud e inmunización en todo el país. Por esa época merece un especial reconocimiento lo acaecido en la lucha antipoliomielitica.

Su criterio federalista fue puesto de manifiesto al crear en 1961 el Instituto Nacional de Pediatría Social con asiento en la provincia de Santiago del Estero, destinado a las necesidades de distintas regiones del país.

Creo que estos recuerdos motorizan la toma de conciencia y responsabilidad para continuar esta tarea, y parafraseando a Ezequiel Martínez Estrada, admitamos que aquellos que no tienen historia, no tienen porvenir.

Facebook Comments Box

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. La Pirámide se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.

Más Leídas

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
spot_img
spot_img

La Ciudad

Bienvenido a nuestra página

Haz scroll hacia abajo para ver el video.

Este es contenido de relleno para permitir el scroll.